miércoles, 13 de agosto de 2008

Adiós a Sandy Allen, un pedazo de mujer

Sandy AllenSandy Allen, considerada durante mucho tiempo como la mujer más alta del mundo con sus 2,32 m de altura, ha fallecido esta pasada madrugada a los 53 años de edad. Nacida en Chicago (USA), experimentó un crecimiento anormal debido a un tumor en su glándula pituitaria, de la que fue operada cuando tenía 22 años (1977) para dejar de crecer.
Actualmente, Sandy, que recorría los colegios para enseñar a los niños a ver como algo positivo la diversidad y cómo había logrado aceptar su tamaño, ha muerto en un hogar de su pueblo natal de Shelbyville (Indiana), desconociéndose todavía las causas pero recientemente había sido hospitalizada debido a una infección recurrente de la sangre, diabetes, problemas respiratorios e insuficiencia renal que la habían postrado a una silla de ruedas. (Curiosamente, en la residencia donde ha fallecido, vivía con Edna Parker, que con 115 años es reconocida como la mujer que tiene más años en el mundo.)
Sandy Allen llegó a entrar en el Libro Ginness de los Récords para darse a conocer y así poder buscar su media naranja, una pareja que destacase también por sus centímetros. De hecho, esta mujer escribió en 1974 una carta en la que indicaba su objetivo: "Me gustaría conocer a alguien que se aproxime a mi altura. No es necesario decir que mi vida social es prácticamente nula y quizá la publicidad que me pueda dar el Libro [Guinness] pueda ayudarme". A su vez, trabajó como secretaria y llegó a tener un papel en el largometraje de Federico Fellini 'Casanova (1976)'. Ese mismo año tendría su primera cita. Apareció también en varios programas televisivos y escribió un libro: 'Cast a giant shadow'.
¡Descanse en paz!
(Hoy día, la mujer más alta del planeta es Yao Defen, una china de 36 años que mide 2,36 metros.)