martes, 7 de agosto de 2007

Nada más que sufrir

Paris Hilton"Mamá, me pica mucho". Eso es lo que le ha dicho Paris Hilton a su madre compungida por el intenso dolor que le atormenta. Y es que la heredera, si su abuelo lo permite -y finalmente no la desheredera-, del Imperio hotelero familiar, que estuvo 23 días en una cárcel de Los Ángeles (EE.UU.) por conducir con el carné caducado, sufre una irritación en la piel por las "sábanas de papel de lija" que tienen en la prisión.
Kathy, su madre, declara a la revista 'People': "Estuvo con sábanas muy delgadas, una almohada y una pequeña colcha. Así es como a los internos les salen erupciones en la piel. Las sábanas están ásperas".
¡Qué crueles que son los presidios yanquis! Hay que ver.
Ésta es una de las 'terribles' secuelas que tiene pues que superar la delicada Paris de su fugaz pero intenso paso por prisión.