domingo, 2 de marzo de 2008

Estados Unidos será colonizada por serpientes gigantes

El chirriante colectivo del calentamiento global dispone desde ya de una nueva táctica para acojonar al personal mucho más eficaz que los hasta ahora documentales-películas del bueno de Al Gore y sus embajadores mundiales del pánico. Así, a partir de ahora explotarán la fobia estadísticamente más común de los mortales: el miedo a las serpientes. ATENCIÓN ciudadanía del continente americano zona norte: ¡¡¡América va a verse infestada de pitones birmanas gigantes!!! Reíros de Godzilla.
Y es que estos fanáticos afirman que la población de este tipo de pitones -que no son naturales de Norteamérica- se está multiplicando y avanzando hacia el norte de los Estados Unidos, supuestamente al tiempo que las temperaturas se elevan (da igual que esta semana mismo haya salido un informe demoledor indicando que la temperatura descendió el año pasado 0.75 grados).
El colectivo del calentamiento global se las sabe todas y no desaprovecha ni una. Utilizan la palabra "colonizar" y la gente se mea patas abajo. La semana pasada, aparecía una noticia en la portada del 'USA Today' avisando histéricamente a sus lectores de que las pitones estaban "colonizando" América. ¿Entendido? Ellas están tomando el control. Y todo es culpa de usted por utilizar su coche para ir al trabajo en vez del transporte público o usar en su hogar esas bombillas de alto consumo nada ecológicas, canalla.
Completamente absurdo pero así rezaba el titular: "Las pitones podrían hacerse con el tercio inferior de Estados Unidos". ¿A que da miedo? "Mientras el cambio climático calienta la nación, pitones birmanas gigantes podrían colonizar un tercio de Estados Unidos, desde San Francisco a través del suroeste, Texas y el sur hasta el norte a lo largo de la costa de Virginia, según mapas del Servicio Geológico de los EE.UU. Las pitones pueden medir 20 pies y alcanzar 250 libras de peso. Son altamente adaptables a los nuevos entornos...y bla bla bla". Incluso un mapa muestra dónde podrían vivir hoy las pitones, una zona que se expande inconmensurablemente cuando los científicos utilizan hipotéticos modelos del calentamiento global para el año 2100. "Nos sorprendió el mapa. Era mayor de lo que pensamos que iba a ser", dice Gordon Rodda, zoólogo y principal investigador del proyecto. "Se están moviendo hacia el norte, no hay ninguna duda... Agarran con su boca para apresar a la víctima, después envuelven al animal y lo aplastan hasta matarlo antes de comérselo entero. Si usted ve una, no intente hacerle frente. Abandone la zona, tome nota de la localización y notifíqueselo a las autoridades."
Pero el supuesto calentamiento global no es el motivo de que las pitones birmanas hayan llegado ahí, ni el motivo de que su población se esté multiplicando. Las serpientes están ahí porque personas irresponsables sienten la macabra necesidad de ser propietarias de pitones y a continuación las liberan por los pantanos, los bosques y otros sitios cuando se hacen demasiado grandes y éstas crían. Al margen de que las serpientes también se escapan. Parte de esto se explica por la ausencia total de leyes adecuadas que prohíban la importación y la propiedad de pitones birmanas en América. Existen contadas leyes que lo restrinjan. Y ahora que el genio ha salido de la botella mientras muchas de ellas han sido dejadas sueltas, se están desplazando y multiplicándose a un ritmo elevado. Y comiéndose gran parte de la vida salvaje de los pantanos y otros hábitats naturales del sur de Estados Unidos. No tiene nada que ver con una temperatura que supuestamente está subiendo un grado por milenio. Las serpientes no son clarividentes. No se dicen: Hmmm… En cuestión de 1.000 años habrá un gradito más allá arriba, así que mejor nos ponemos a invadir Búfalo y el norte de Michigan y vamos tomando posiciones. Pero las fobias no se basan en la razón. Y cuando la gente escucha "serpientes pitón van a invadir América" se asusta sin ningún pensamiento crítico acerca de lo estúpido que es este miedo y encima relacionándolo con el calentamiento de marras. La cosa es que en Michigan, por ejemplo, al igual que en otros estados norteamericanos, tienen ya serpientes que son mucho más aterradoras y peligrosas que las pitones, por muy birmanas que sean. Las pitones normalmente no atacan a los humanos. Pero las culebras de Massassauga -naturales de Michigan- sí, y son mortalmente venenosas. Llevan ahí desde que se tiene constancia. Y no tiene nada que ver con ningún supuesto calentamiento global o cambio climático. Puestos a hablar de calentamiento global, yo siempre me quedaré con éste.